Home > Cine > Dedican I Festival Nouvelles Vues Haïti a RD

Dedican I Festival Nouvelles Vues Haïti a RD

*Puerto Príncipe, Haití.-* La tercera edición del Festival Nouvelles Vues Haïti [Festival Nuevas Miradas Haití] se celebró del 22 al 26 de mayo del presente año, contó con una programación de más de treinta películas, conferencias y talleres. La República Dominicana fue el foco del evento. La cineasta Johanné Gómez Terrero y el director y actor Jean Jean, fueron los invitados especiales.
Las obras dominicanas programadas en el festival fueron, “Caribbean Fantasy” de Johanné Gómez Terrero; “Carpinteros” de José María Cabral; “Cristo Rey” de Leticia Tonos; “El Sitio de los Sitios” y “Miriam Miente” de Natalia Cabral y Oriol Estrada; “Si Bondye vle Yúli” de Jean Jean; y “Nana” de Tatiana Fernández.
El festival reivindica la creación cinematográfica, en un país sin salas de cine, sin apoyo estatal y donde las producciones han mermado en los últimos años. Nouvelles Vues Haïti es organizado por la asociación SineNouvèl, una estructura compuesta por jóvenes del Instituto de Cine de Jacmel, contando con el apoyo de cineastas haitianos veteranos como Rachelle Magloire, Richard Senecal y Arnold Antonin.
Durante las dos primeras ediciones del evento proyectaban en las paredes exteriores del Ciné Triomphe como protesta, se les había negado el acceso al recinto tomado por los partidos políticos para sus campañas. En la tercera edición, lograron acceder a las dos salas del edificio y, por primera vez invitan a un país, iniciando con su vecino más cercano, La República Dominicana. En el acto inaugural Wendy Désert, fundadora del evento, expresó: “El viaje es largo y complicado, desde el principio lo sabíamos, involucrarse en los acontecimientos de esta difícil situación económica es para nada prometedor. Devolver el gusto y el deseo de ver películas a un público desilusionado por tantos años de incertidumbre y penurias es una gran batalla, una enorme carga sobre nuestros frágiles hombros”.
Sobre Nouvelles Vues Haïti por Luckenson Jean, cineasta haitiano
Mientras el mundo estuvo con los ojos puestos en el prestigioso Festival de Cine de Cannes; en Haití, los jóvenes de la ciudad renovaban el viejo hábito de ir al cine, después de largos años de turbulencias, disturbios, calamidades programadas, desastres naturales y humanos.
El Festival Nouvelles Vues Haïti hace latir el corazón de una ciudad saqueada, sin teatros, sin espacios para la creación y la expresión. La sala Ciné Triomphe, remozada en el año 2015, acogió el lanzamiento de la 3ª edición de este evento.
En la noche de apertura se proyectó el cortometraje documental de Marie Claude Fournier sobre la vida de Vivianne Gauthier, una eminente bailarina haitiana cuyo talento e impronta está presente en la memoria de todos los amantes de la danza. A esta proyección le siguió la película “Carpinteros” del dominicano José María Cabral, en presencia del actor principal de la película, Jean Jean de origen dominico-haitiano. El equipo del festival cree en el cine como una de las armas que pueden salvar a Haití, al igual que su artesanía, su música, su literatura, el arte en general.
El evento cuenta con una treintena de películas programadas, una noche de fiesta en el Bar Yanvalou con el DJ Gardy Girault, e intercambio de conocimientos a través de talleres y espacios de encuentro.
El Festival Nouvelles Vues Haïti es organizado por la asociación SineNouvèl, una estructura compuesta por jóvenes del Instituto Ciné de Jacmel, busca dejar una huella indeleble en el paisaje cinematográfico haitiano. Jóvenes soñadores decididos a reclamar un lugar para esta disciplina que sacude al mundo desde el pasado siglo.
El festival en esta edición pone el foco en La República Dominicana. El comité organizador establece un diálogo con el país vecino: los dos territorios deben hablarse a través del arte, más allá de los clichés políticos e históricos que los dividen. Para Henry Agel, el cine te hace soñar y eso es lo que desmaterializa al mundo y no se equivoca. Aunque no haya ninguna sala de cine, ninguna filmoteca, la pasión por el séptimo arte permanece intacta en Haití. Cambiar el paisaje audiovisual es el reto de SineNouvèl, en un país donde ha ido disminuyendo las producciones año tras año.
Este festival es una lucha por el triunfo del cine.

El actor dominico-haitiano Jean Jean sobre su experiencia en el Festival

Los jóvenes cineastas que organizaron la tercera edición del Festival Nouvelles Vues d´Haïti que acaba de culminar ayer domingo día de las madres, tienen muy claro que el cine es un pretexto para ir al encuentro de otros mundos. Es fundamental que la isla sane sus heridas antes de que sea demasiado tarde y gangrene. Porque si no lo podemos hacer los dos hermosos pueblos que conformamos la isla, ¿quién lo hará por nosotros?

Estamos viviendo un momento histórico y gestos tan concretos y oportunos como dedicarle el festival al país vecino, en una clara demostración de aceptación de llamada al diálogo, si no que es un lanzamiento oficial de llamada al diálogo, ya que al primer país que el Festival decide rendir honor es precísamente a aquel que más cerca tiene, aquél que es su prójimo, su próximo. Así como decía mi madre, hay que cuidar de nuestros vecinos porque son nuestros familiares más cercanos. Nunca había sido más preciso conjugar nuestras potencias, por un lado la una es la primera república negra de occidente y la otra es la cuna de la civilización del nuevo mundo. Para que esas expresiones no sigan siendo vaciadas de contenido y de sentido con el fin más vil y desleal, sino más bien, por el contrario es nuestro deber demostrar el porqué llevamos dichos títulos y asumir la responsabilidad histórica que eso conlleva. Por tanto, celebro la iniciativa de SinéNouvèl y de los y las organizadores, en especial a Wendy Désert y Samuel Suffren por habernos brindado ese maravilloso espacio para compartir nuestras culturas en un contexto totalmente nuevo, dentro de una absoluta mirada cargada de dignidad, donde se siente un fuerte movimiento a favor del entendimiento de nuestros pueblos. Porque es tiempo de cambiar de chip por un futuro donde nuestros hombres y mujeres se sientan honrados de estar el uno al lado del otro, que no es por pura casualidad. Como dice Luckenson Jean, miembro de la asociación que organiza el festival SinéNouvèl ; “el cine es una de esas armas que pueden salvar a Haïti” y yo iría más lejos, soñando con los ojos abiertos con que el cine es el arma más poderosa para convocarnos al diálogo constructivo con el fin de curar nuestras heridas aún abiertas de nuestras relaciones, ¡porque el cine nos une y nos fortalece !






Compártelo en:
You may also like
Sylvester Stallone involucrado en proyecto en RD
Hony Estrella en Fox Movies
Margaux Da Silva, nuevo rostro del cine dominicano
Realizarán Ciclo de Cine “María Félix” en Dominicana

Leave a Reply